martes, 3 de enero de 2012

ESTRATEGIAS DEL MOVIMIENTO OBRERO UNIDO A FAVOR DEL MUNDO DEL TRABAJO

Algunos párrafos e información tomados del discurso pronunciado por el Secretario General de la Federación Sindical Mundial en octubre 2011 George Mavrikos en la Conferencia Internacional celebrada en el marco del XIII Congreso de la CGTP Perú

Vivimos una época que se caracteriza esencialmente por tres características básicas. La primera es la crisis económica profunda y prolongada del sistema capitalista, la segunda es la agresión imperialista de los EE.UU., la OTAN, la Unión Europea y sus aliados, y la tercera son las importantes luchas que está llevando a cabo la clase obrera y los pueblos por sus vidas, por su presente y su futuro.

“Por todas partes vemos mercados abarrotados de alimentos e incalculable riqueza concentrada en los bolsillos de unos pocos, vemos como se destruyen fuerzas de producción y como se desprecia a la principal fuerza de producción, que es la clase trabajadora. Se produce un rápido crecimiento del desempleo, la caída del PIB y del comercio mundial y un claro empobrecimiento y miseria para los miles de millones de trabajadores en el planeta, tanto en países capitalistas desarrollados como todavía más en las llamadas economías en vías de desarrollo. Mientras tanto, también vemos que las enormes posibilidades de la ciencia y la tecnología podrían asegurar una prosperidad popular general. Cada obrero honrado y consciente, cada cuadro sindical que se respeta a si mismo y a los trabajadores que representa no puede en tales circunstancias olvidar y dejar de llegar a las mismas conclusiones del gran pensador de la clase obrera, Karl Marx, que demuestran cómo el medio de producción capitalista no es EL PODER PARA EL PUEBLO eterno y que históricamente está desfasado. Marx reveló a través de su obra que la crisis económica expone la contradicción básica del capitalismo: “la contradicción entre el carácter social de la producción y la forma capitalista de propiedad sobre los medios de producción y la apropiación de sus resultados”.
La crisis económica del sistema capitalista genera por un lado pobreza, desempleo, inseguridad para los pueblos y, por en el otro grandes beneficios para el capital. Basándonos en datos oficiales de octubre de 2011, el desempleo en Europa está en aumento y muestra el siguiente panorama:
España 22,6%
Grecia 17,6%
Letonia 16,1%
Irlanda 14,2%
Portugal 13%
Francia 9,9%
Italia 8,5%
Reino Unido 8,1%
Estas cifras son oficiales y en base a una decisión de la Unión Europea, no se consideran desempleados aquellos que hayan trabajado aunque sea un solo día el mes anterior. Así que la realidad es mucho peor. La crisis del sistema capitalista es profunda y de forma continua, se agudiza, crece y plantea serias rivalidades intercapitalistas. La competencia entre el euro y el dólar, sobre qué moneda va a dominar es una rivalidad que determina las estrategias entre los EE.UU. y la Unión Europea.

La deuda en casi todos los países capitalistas es grande. Algunos ejemplos de la deuda pública en los países capitalistas:
- EE.UU., 15 billones de dólares americanos
- Reino Unido, 10 billones de dólares americanos
- Francia, 6 billones de dólares americanos
- Alemania, 5,6 billones de dólares americanos
- Japón, 2,8 billones de dólares americanos
- Italia, 2,7 billones de dólares americanos
- Australia, 1,2 billones de dólares americanos
- Canadá, 1,1billones de dólares americanos
NUESTRA ESTRATEGIA
El movimiento sindical clasista y el movimiento obrero en general, debemos levantar un frente ideológico de fuerte resistencia contra aquellas voces que tratan de confundir las mentes de los obreros acerca de cuáles son las causas de la crisis económica y su posible solución. Queda claro que, las voces que intentan esconder la verdad y muestran las supuestas salidas indoloras de la crisis, formas que tratan de combinar los intereses capitalistas con los intereses de los trabajadores, no constituyen un fenómeno nuevo en la historia de movimiento obrero. Desde el mismo comienzo de este movimiento, desde los tiempos de las primeras crisis económicas del sistema capitalista, dichas voces supuestamente racionales aparecieron con el fin de exculpar al capitalismo de su responsabilidad por la crisis económica y para evitar que a la masa obrera comprendiera que la crisis sería su compañera de viaje y su tortura a menos que el capitalismo fuese derrotado y dejado atrás.
Queda demostrado una vez más, en ocasión de la posición adoptada por varias fuerzas respecto a la crisis económica capitalista, que la clase obrera de cada país no puede prosperar, ni puede desarrollar su propio curso independiente y autosuficiente para la satisfacción de sus propias necesidades, sin una lucha firme y sin la ruptura con las fuerzas del compromiso y la rendición dentro del movimiento sindical. No podemos engañarnos en cuanto a que los líderes de los sindicatos amarillos cambiarán su trayectoria, ni tampoco que serán influidos por la clase obrera para transitar en una dirección correcta.
Nosotros, como dirigentes de la actual FSM sostenemos que la situación actual de la clase obrera mundial y de los pueblos, necesitan una organización sindical internacional en cuyas características básicas debe prevalecer:
1. La orientación de clase y la concepción militante que destacarán que se trata de una organización de trabajadores que lucha constantemente contra el capital y el imperialismo.
2. El funcionamiento democrático y abierto, el respeto por las bases y la gente corriente. La renovación en todos los niveles y el surgimiento de dirigentes que vienen de las bases, honestos, con respeto a la crítica y la autocrítica así como a la disciplina. Dirigentes que combatirán la burocracia y la corrupción.
3. El carácter integrador que une a todos los trabajadores independientemente de su raza, color, religión. Que une a los obreros, los campesinos pobres y los jóvenes para luchar contra los monopolios y el capital; que los une para resitir y no hacer concesiones.
4. El carácter internacionalista, la solidaridad obrera, la cooperación y el apoyo moral y material a la clase obrera en cada país, cada sector que lucha por su libertad, por las libertades sindicales y democráticas, por la vida y sus derechos.
5. El uso de todas las formas de lucha, desde los más simples hasta los más complejos y la promoción de los objetivos que se requieren para satisfacer las necesidades actuales de todos los trabajadores, y al mismo tiempo liderar la lucha hasta el derrocamiento de la explotación del hombre por el hombre.
6. Aprovechar las organizaciones internacionales para poner de relieve las posiciones de los trabajadores, para coordinar su acción con movimientos que luchan por el mismo propósito.
7. La educación de la clase obrera y todos los trabajadores para que amen la historia de su pueblo, las tradiciones, la cultura y la historia del movimiento obrero internacional. Para educar, formar a los trabajadores paras ser más capaces como clase, para que crean en el valor de la lucha y estén capacitados para llevarla a cabo

No hay comentarios:

Publicar un comentario