martes, 14 de marzo de 2017

COMPARTIENDO UNA DECLARACIÓN IMPORTANTE DE ABOGADOS LABORALISTAS Y REPRESENTANTES SINDICALES EN LA HABANA, CUBA



DECLARACIÓN DE LA HABANA
XI Encuentro Internacional de Abogados Laboralistas y del Movimiento Sindical
Es cierto que, la historia avanza con flujos y reflujos, y es evidente que la actual coyuntura histórica está signada por una nueva y feroz ofensiva contra los derechos y conquistas de los trabajadores, en Latinoamérica y en el mundo todo.
Pero no es menos cierto que la historia no conoce de fatalismos, ya que es el resultado de la voluntad humana. Y estas Jornadas han sido un lugar y un tiempo para encontrarnos y reconocernos, todos los que no nos resignamos ni bajamos los brazos, ni, menos aún, nos sentimos derrotados.
Aunque sabemos que el enemigo es poderoso, y que la correlación de fuerzas es desfavorable para los sectores populares, no aceptamos ser simples espectadores frente al despojo que sufren los trabajadores y los sectores más vulnerables de la sociedad, en la mayoría de los países.
No, no aceptamos ser espectadores, porque nosotros pretendemos ser militantes de los cambios sociales que hay que producir, para construir un nuevo orden social, profundamente solidario y con Justicia Social.
Como siempre decimos: “nosotros no queremos describir la realidad; nosotros queremos transformarla”.
El pensamiento puede estar confuso, incluso perplejo, frente a una realidad que a veces nos abruma, pero no renunciamos a pensar. A pensar lo alternativo, a un orden social mundial que ha incrementado la desigualdad a niveles insoportables.
Una desigualdad social que, paradójicamente, aumenta en las épocas de bonanza económica, y mucho más en las épocas de crisis. Ricos cada vez más ricos, y más pobres, cada vez más pobres.
Las actuales reglas de juego del capitalismo están llevando a la humanidad a una crisis ecológica sin precedentes. Por eso lo que estamos viviendo no es una crisis cíclica más; es una crisis civilizatoria.
En consecuencia, declaramos que, efectivamente, otro mundo no solo es posible, sino que es necesario. Y en esa dirección hemos avanzado en este Encuentro.
Declaramos, asimismo, nuestra sincera solidaridad con el pueblo cubano, que con valentía y heroísmo sigue soportando un bloqueo genocida. También con nuestros hermanos de México, amenazados y agraviados por el nuevo gobierno norteamericano; así como con los inmigrantes dentro de los Estados Unidos. Y con todos los trabajadores y sectores populares del mundo, que padecen las consecuencias de una nueva ofensiva neoliberal contra sus derechos, en cuyo marco es fácil verificar un artero ataque a la Justicia del Trabajo.
En este XI Encuentro Internacional de Abogados Laboralistas y del Movimiento Sindical, hemos podido ratificar, una vez más, que somos muchos los que soñamos con un mundo diferente, más justo y solidario. Y el sueño de muchos siempre es el comienzo de la realidad.
La Habana, 10 de marzo de 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada