viernes, 17 de marzo de 2017

UNO DE LOS 5 EJES TEMÁTICOS PARA EL CENTENARIO DE LA OIT ES PRECISAMENTE EL EMPODERAMIENTO DE LA MUJER Y LA EQUIDAD DEL GÉNERO

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) resaltó que la violencia laboral contra la mujer afecta su empoderamiento económico y a la economía general.
  El tema surgió durante la 61º sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social en Nueva York, Estados Unidos, donde activistas de varios países discutieron sobre las consecuencias de la violencia y acoso laboral hacia a la mujer.
 La directora del Programa de Condiciones de Trabajo y Empleo de la OIT, Manuela Tomei, indicó que se trata de un problema universal que afecta a todas las mujeres "sin importar su educación ni donde trabajan". Aseveró que es "una violación de derechos humanos, una amenaza a la dignidad, a su seguridad salarial y a su salud y bienestar".

Tomei también destacó que la violencia y el acoso laboral contra la mujer causa ausentismo y pérdidas para las empresas, cuya reputación se ve afectada.

"Hay que mirar a la violencia y el acoso como una continuación de malos comportamientos en el lugar de trabajo. Por ejemplo, hay una tendencia a no dar importancia a chistes sexistas, algo que después puede convertirse en algo más grave", añadió.

La directora el Programa de Condiciones de Trabajo y Empleo de la OIT explicó que los abusos contra mujeres no solo ocurren dentro de la ofician, también por fuera durante reuniones, medios de transporte, incluso en las casas, como sería el caso de las empleadas domésticas. Por ello, Tomei sugirió redefinir la idea del "lugar de trabajo".

La Organización Internacional del Trabajo trabaja juntos a expertos en la creación de nuevos estándares para afrontar el problema de la violencia y abuso laboral contra las mujeres, los cuales deber ser terminados en 2019.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada